Para celebrar el bautismo

Documentos a presentar:

  • Hoja de inscripción (pedirla en la parroquia, en el despacho)
  • Partida de Nacimiento del niño/a  (se pide en el Registro Civil ).
  • Fotocopia del Libro de familia: padres y niño/a

Avisos importantes

A la hora de elegir a los padrinos, debemos tener en cuenta que al menos uno de ellos debe estar confirmado.

Se realiza la charla prebautismal, normalmente un viernes cercano a la fecha de bautismo, se indicarán las posibilidades en el despacho parroquial.

Ante cualquier situación «irregular», o dudas de si puedes bautizar a tu hijo, no te guíes por lo que «se dice», ¡habla con tu párroco!

Del Código de Derecho Canónico:

Canon 867
§ 1.    Los padres tienen obligación de hacer que los hijos sean bautizados en las primeras semanas; cuanto antes después del nacimiento e incluso antes de él, acudan al párroco para pedir el sacramento para su hijo y prepararse debidamente.
§ 2.    Si el niño se encuentra en peligro de muerte, debe ser bautizado sin demora.

Canon 868
§ 1.    Para bautizar lícitamente a un niño, se requiere:
1 que den su consentimiento los padres, o al menos uno de los dos, o quienes legítimamente hacen sus veces;
2 que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres.

¿Cuesta algo la celebración?

Los sacramentos como tal no se cobran. Sin embargo, igual que en casa, en el templo se paga todo: limpieza, impuestos, servicios, personal, etc; así que en las misas y sacramentos se pide al fiel una contribución. En el caso del bautismo es de 50€. Si alguien no puede pagarlo, no se niega el bautismo por ello (queda claro que no es un coste del sacramento), sin embargo, debe tenerse presente lo que la familia gasta en cosas exteriores y ajenas que apenas rodean al sacramento (banquete, vestidos, etc), al decidir si uno puede o no contribuir a la celebración.