Juan Cabanes Adrián, D.E.P.

De manera completamente inesperada hemos vivido esta semana el fallecimiento del padre de nuestro querido párroco, D. Juan Antonio.
Juan Cabanes Adrián descansó en la paz del Señor en Otos, el miércoles 25 de septiembre hacia la tarde-noche, a los 80 años de edad.
El jueves a la mañana se avisó a cuantos se pudo en la parroquia, y rápidamente se organizó un viaje a Otos para asistir a la misa funeral y entierro.
Se trasladó un autobús de unas 50 personas, además de algunos coches.
Una vez allí pudiomos saludar a D. Juan Antonio, a su madre, Mari Carmen, a su hermana, tambien Mari Carmen, que velaban a Juan en el domicilio familiar, a pasos de la iglesia.
A las 6 se llenó el templo de la Inmaculada con los familiares, vecinos y acompañantes de nuestra parroquia y de otras a las que perteneció D. Juan, y comenzó la misa, concelebrada por numerosos sacerdotes y presidida por el Vicario Episcopal, D. Jesús Corbí Videgañ.
Aunque es habitual que asista a la misa un sacerdote representante del Obispo, se da la circunstancia que D. Jesús Corbí fue párroco en Otos, y conoció personalmente al Sr. Juan a su familia, por lo que la homilía fue verdaderamente personal y sentida.
Sobre el final de la misa pudimos escuchar una grabación del propio Sr. Juan cantando una canción que él mismo compuso para preparar poéticamente su encuentro con el Señor.
Todo nuestro apoyo a D. Juan Antonio para superar esta pérdida, con la confianza en el Señor que anunció que él es la resurrección y la vida, y que todo aquel que ha muerto en él, vive eternamente.